Endodoncia

Cuando la caries es muy profunda y/o hay dolor, puede ser necesario tratar el tejido “vivo” de dentro del diente para evitar infecciones y poder conservarlo a él o a sus raíces. La endodoncia nos permite mantener el diente en función y asintomático durante más tiempo. De otra forma habría que extraerlo. La técnica exige la intervención de un odontólogo o dentista especializado en las nuevas tendencias en endodoncia.

Ventajas / Aplicaciones / Beneficios.
  • Permite conservar el diente o muela sin dolor.
  • Si el tratamiento tiene éxito el diente o muela vuelve a funcionar normalmente.
  • Se evita con este tratamiento la extracción y pérdida del diente, no necesitando rehabilitaciones más complejas.

Preguntas frecuentes

Qué relación tiene la salud bucal con las enfermedades cardiovasculares

¿Sabía usted que las enfermedades cardíacas y la salud bucal están relacionadas? Existen dos conexiones diferentes entre las enfermedades cardíacas y la salud bucal:

Estudios han demostrado que las personas con periodontitis moderada o avanzada son más propensas a padecer de enfermedades cardíacas que aquellas con encías saludables.

La salud bucal nos da indicios sobre la salud general, muchas enfermedades de ámbito general tienen manifestaciones en la boca. Los estudios han demostrado que la salud bucal puede dar señales de advertencia sobre otras enfermedades o estados clínicos, incluyendo las enfermedades cardíacas.

Muchos de los factores de riesgo para la enfermedad de las encías son los mismos que para las enfermedades cardíacas, como el uso del tabaco, mala alimentación… En general, las personas que sufren periodontitis (enfermedad de las encías) presentan mayores riesgos de sufrir problemas cardíacos.

La enfermedad de las encías (llamada gingivitis en sus etapas iniciales y enfermedad periodontal en etapas avanzadas) se debe a la acumulación de placa a lo largo y debajo de la línea de las encías y la susceptibilidad individual que lleva a una respuesta específica de inflamación en las encías. Además algunos investigadores han sugerido que ésta susceptibilidad haría coincidir en esta persona con la susceptibilidad a padecer otro tipo de enfermedades como las que afectan al corazón, porque las bacterias de las encías infectadas pueden desprenderse, ingresar al flujo sanguíneo, acoplarse a los vasos sanguíneos y aumentar la formación de coágulos. Los coágulos disminuyen el flujo sanguíneo hacia el corazón, lo que provoca un aumento de la presión sanguínea y del riesgo de sufrir un ataque cardíaco.

Necesito ortodoncia... ¿Y ahora qué?

Una vez comentada la necesidad de un tratamiento de ortodoncia, vamos a distinguir tres etapas:

1ª Etapa: DIAGNOSTICO:

En esta fase se precisan una serie de radiografías, moldes de la boca, fotografías…… que conjuntamente con la exploración y la historia clínica nos permitirá estudiar cada caso y hacer un diagnostico preciso que permita plantear el tratamiento más conveniente.

2ª Etapa: TRATAMIENTO ACTIVO:

En este periodo se abordará la corrección de las alteraciones observadas.

Básicamente podrán utilizarse tres tipos de aparatología:

Aparatos funcionales de ortodoncia: Son aparatos cuya misión es corregir los trastornos de los maxilares (huesos donde asientan los dientes). Pueden usarse sobre el Maxilar superior, para el Maxilar inferior (también llamado mandíbula) o en ambos al mismo tiempo. Estos aparatos deberán ser llevados en boca 12, 16 ó 24 horas al día, según la indicación en cada caso.

Aparatos removibles de ortodoncia: Se utilizan para hacer movimientos dentarios sencillos, generalmente en edades tempranas. El paciente debe retirarlo de la boca únicamente para comer y para realizarla higiene normal.

Aparatos fijos de ortodoncia: se utilizan para realizar correcciones más complejas. Con ellos, los movimientos dentarios pueden realizarse en todas las direcciones. Estos aparatos actúan en la boca las 24 horas del día, incluso durante la comida. Se deberá tener cuidado, sobre todo durante la comida para evitar dañar sus componentes.

Un mismo paciente y según las fases de un tratamiento y en relación a lo que haya que corregir, podrá requerir un tipo u otro de aparatología.

3ª Etapa: PERIODO DE RETENCION:

En esta fase se consolida y estabiliza lo conseguido durante la fase de tratamiento activo. Se utiliza aparatología sencilla y que habitualmente suele ser removible, utilizándose durante varias horas al día según prescripción. Este periodo es tan importante como el anterior, ya que si no se realiza bien, se pueden perder los logros conseguidos en la fase de tratamiento activo.

Higiene y Prevención en los Tratamientos de Ortodoncia

La utilización de aparatos aumenta la retención de alimentos y dificulta el cepillado. Por eso es imprescindible combinar los esfuerzos del paciente, ortodoncista, higienista, personal auxiliar y en su caso los padres, para conseguir una adecuada higiene oral y prevención de problemas que puedan surgir en el transcurso y uso de la aparatología de tratamiento.

Si esto no se hace estricta y correctamente es probable que se presenten descalcificaciones, caries, inflamaciones y crecimientos de encías etc., todo lo cual producirá una alteración tan importante en la salud bucal y general que anularía el éxito en el tratamiento de ortodoncia. Por estas razones, se aconseja a todos los pacientes que combinen el tratamiento de ortodoncia con el programa de prevención e higiene. Dicho programa consta de un mínimo de revisiones al año independientes a las de ortodoncia, que se pautaran en cada caso, de prácticas de higiene: cepillado, enjuagues, pastillas de flúor…. Para el adiestramiento correcto en la higiene personal cotidiana, así como sesiones de higiene oral con la higienista cuantas veces sea necesaria.

Alimentación

Deberán evitarse durante el tratamiento ciertos tipos de alimentos: caramelos, chocolates, chicles, especialmente entre las comidas o a deshoras, por su capacidad de producir caries.

En tratamientos con aparatos fijos se suprimirán los bocadillos y además se evitaran o se tendrá especial cuidado al morder alimentos u objetos duros porque pueden ser perjudiciales para los dientes en estos periodos o bien pueden romper o despegar la aparatología.

¿Endodoncia o sacar el diente? El precio de una mala prevención

La endodoncia o tratamiento de conductos de un diente es lo que comúnmente conocemos como: “matar el nervio”. Pero, ¿sabías que en realidad, para cuando se llega a este tratamiento, el nervio ya suele estar “muerto”?

Como siempre comentamos, no existe tratamiento más eficaz y más barato que el que tú mismo puedes realizar gracias a la prevención y el mantenimiento de buenos hábitos de higiene bucal.

Aun así, puede ocurrir que nos encontremos ante una enfermedad dental que necesite tomar una decisión. Los dos extremos serían: la endodoncia, para intentar salvar el diente y la extracción, sacar el diente y sustituirlo por un implante dental.

¿Quieres saber más sobre la endodoncia? Descubre nuestro post: La endodoncia como respuesta a tus enfermedades dentales

Si lo que buscas es dentistas en Bilbao, ¡consúltanos! llevamos desde 1987 cuidando de la salud bucal de cientos de familias vizcaínas.

Pídenos cita

En Clínica Dental Euskalduna estaremos encantados de recibirte, pidenos una cita donde valoraremos tus necesidades y expectativas, y te ofreceremos la mejor
solución que la experiencia de nuestros especialistas puedan dar.

Utiliza nuestro formulario y nos pondremos en contacto.

    (*) Campos obligatorios
    Con el envío de esta solicitud está aceptando el uso de sus datos personales y autorizando el tratamiento de los mismos a Clínica Dental Euskalduna como responsable. Este tratamiento tiene como finalidad la gestión la solicitud remitida por la persona a través del canal de contacto con la empresa y la generación de potenciales clientes, así como el envío de información divulgativa de la actividad de la empresa, Clínica Dental Euskalduna no comunicará los datos personales a terceros, salvo autorización o cumplimiento de obligaciones legales. Podrá realizar el ejercicio de los derechos de acceso, rectificación o supresión de sus datos personales en los términos previstos en la legislación aplicable.