Entrevista

Entrevista a Andoni de Juan Galindez, CEO/Jefe Médico en Clínica Dental Euskalduna

 

Implicación, complicidad y confianza.

Esto es lo que cualquier paciente puede esperar de los profesionales de Clínica Dental Euskalduna, en palabras del el Dr. Andoni de Juan Galindez, CEO y uno de los fundadores del centro en un ya lejano 1987. Si echa la vista atrás, De Juan Galindez reconoce que el esfuerzo realizado a lo largo de años ha hecho que actualmente estemos viviendo un momento “dulce” en cuanto a salud oral, aunque enseguida advierte: “Hay riesgo de empezar a perder este bienestar si no somos perseverantes en las medidas tomadas y si no seguimos implementando otras nuevas basándonos en las evidencias científicas”. ¿Los grandes peligros?: “La autocomplacencia y la banalización de la salud, sobre todo en nuestra especialidad”.

 

PREGUNTA. Están en activo desde 1987. Casi 35 años. Es mucho tiempo, pero, echando la vista atrás, ¿que diría que es lo que más ha cambiado en la profesión odontológica?

RESPUESTA. Los cambios han sido, sobre todo, tecnológicos y también de nuevo paradigma en las expectativas de los pacientes.

P. ¿Todos los pasos que se han dado han sido siempre en la buena dirección?

R. No es cuestión de acertar en la dirección. La cuestión es, lo mires como lo mires, que solo hay una dirección: mantener o recuperar la salud de los pacientes. El asunto es el cómo hacerlo. Y este ‘como’ es lo que ha ido modificándose. Ha habido épocas donde se ha sido más intervencionista y épocas donde ha primado más la prevención y el conservadurismo. Actualmente estamos disfrutando de un momento dulce en cuanto a bienestar y salud que, por otro lado, ha costado su trabajo alcanzar. Pero parece que se nos está olvidando cómo se ha llegado hasta aquí. Estamos en riesgo de empezar a perder este bienestar si no somos perseverantes en las medidas tomadas y si no seguimos implementando otras nuevas basándonos en las evidencias científicas.

P. ¿La Odontología en Bilbao/Bizkaia goza de buena salud? ¿Tiene puntos débiles, algún talón de Aquiles?

R. Tiene buena salud, pero, como decía, ha costado llegar. Estamos en un estado de bienestar encomiable y mucho es fruto de trabajo de años. Pero claro que tiene puntos débiles: la autocomplacencia y la banalización de la salud, sobre todo en nuestra especialidad.

P. ¿Cuál cree que es el secreto del éxito de Clínica Dental Euskalduna?

R. Somos una clínica dental de Bilbao/Bizkaia con profesionales que siempre estamos buscando qué es lo mejor que podemos hacer por aquellos que nos plantean sus retos. Tanto en forma como en modos.

P. ¿Qué ofrecen de ‘especial’ a los pacientes?

R. Diría que implicación, complicidad y confianza.

P. ¿Cómo complementan el trabajo de otros profesionales de la salud?

R. Conformamos un equipo básico que consigue, entre todos, con protocolos de actuación especifica bajo la batuta de un responsable u odontólogo de cabecera, llevar al paciente de la mano en el trascurso de su tratamiento. Previo estudio diagnostico, se diseña un plan de tratamiento y convocamos a las especialidades necesarias sin que el paciente deba desplazarse de la clínica, aprovechando el potencial de Clínica Euskalduna en cuanto a especialidades médicas.

P. ¿Cómo ve a la clínica dentro de 5 o 10 años? ¿En qué dirección deben encaminarse los pasos/esfuerzos para que las cosas continúen yendo al menos igual de bien?

R. La veo como un gran equipo, desde la persona que se encarga de la atención al paciente al último especialista; un grupo multidisciplinar bien coordinado en el que todos vamos a trabajar y unir esfuerzos para conseguir arropar y adaptarnos a los retos salud que se nos planteen, además de solucionarlos con plena satisfacción de los pacientes. Actualmente la exigencia es alta, pero no podemos perder de vista que tratamos con Pedro, Juan, María, Pepa, etc., que han sido siempre nuestro mejor valor. Dentro de cinco años estaremos ahí para seguir solucionando sus problemas, algunos de ellos consecuencia de trastornos que ya solucionamos años atrás. Esta ha sido nuestra garantía: los pacientes saben dónde estamos si vuelven a tener un problema.

P. ¿Cuáles cree que serán los próximos grandes avances en el ámbito odontológico?

R. Posiblemente va a haber importantes cambios o avances tecnológicos en relación a los procedimientos de digitalización, pero el más importante va a ser de concepto. O de paradigma, como se dice ahora. Se va a volver el foco sobre el paciente en general y sobre su salud en particular, como fuente incluso para lograr la tan cacareada estética.

P. ¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?

R. Poder ser útil a los pacientes que confían en nosotros y sentir esa confianza. Un lema que suelo repetir es ‘trabajamos para tu salud desde tu confianza’.

P. ¿Cuál es el mejor consejo de salud oral que se puede dar a un paciente?

R. […] Si tuviera que elegir un consejo: que se cuiden, que sean felices. Y a los jóvenes: que eviten el hábito de fumar.

P. ¿Alguna otra pasión además de la Odontología?

R. Mi pasión no es la Odontología: mi pasión son los pacientes y su salud. Me siento muy reconfortado con su confianza e intento, intentamos, agradecérselo trabajando por su salud. Particularmente me considero un médico vocacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario